5 tipos de puertas correderas para tu hogar

Puertas de cristal para baños ¿cómo escoger la indicada?
6 octubre, 2019
¿Por qué se levanta el parquet de madera? Trucos y consejos para evitarlo
22 octubre, 2019

Las puertas son un elemento fundamental en tu vivienda que te permite darle privacidad e intimidad a determinados espacios. Sin embargo, si estás pensando en hacer un cambio en tu hogar tal vez te estés preguntando qué tipos de puertas correderas puedes elegir para ahorrar espacio y cambiar su estilo. Pues bien, hoy queremos darte 5 opciones entre las que podrás escoger y que, te aseguramos, no te van a decepcionar.

Tipos de puertas correderas

Aunque existen varios tipos de puertas correderas, hemos querido recopilar algunas de las que consideramos más importantes y que mejor funcionan. Asimismo, te vamos a dar determinados consejos, como qué tipos de puertas de este estilo encajan con los diferentes espacios que pueda haber en tu casa.

  1. Puertas correderas de una hoja

Los tipos de puertas correderas de una hoja que tienen un movimiento horizontal son una opción excelente si tu vivienda no tiene muchos metros cuadrados. Estas son ideales para estancias como el baño o la cocina y no ocupan nada de espacio. Además, le aportan un toque muy moderno a tu casa, algo que puede estar en consonancia con el resto de la decoración.

  1. Puertas correderas dobles

Los tipos de puertas correderas dobles son similares a las de una hoja, pero en este caso su función es proporcionar una apertura de mayor tamaño que abra hacia un espacio más amplio. Por esta razón, suelen estar destinadas a lugares como el salón o la habitación principal. Por lo general, las dos hojas están enfrentadas y se abren hacia los lados creando una gran amplitud. Son muy elegantes.

  1. Puertas correderas de madera

El tercero de los tipos de puertas correderas ya hace referencia a un estilo en concreto. Se trata de puertas elaboradas con madera, uno de los materiales preferidos dada la calidez y el confort que le aporta a cada estancia de la casa. Pueden ser tanto de una hoja como dobles. Es una apuesta segura escoger puertas correderas de madera maciza si tu vivienda tiene un estilo moderno, pero también las hay rústicas.

  1. Puertas correderas con casoneto

Al hablar de los tipos de puertas correderas no podríamos olvidarnos del casoneto. ¿Qué es esto? Es cuando las puertas no quedan por fuera, sino que al abrirlas quedan dentro de la pared. De esta manera, visiblemente resultan mucho más atractivas. No obstante, como podrás imaginarte, este tipo de puertas correderas requieren de una inversión más costosa que las tradicionales.

  1. Puertas correderas plegables

El último de los tipos de puertas correderas son las plegables que le darán un toque único a tu vivienda. Contrariamente a las anteriores, al abrir las puertas lo que sucede es que estas se pliegan en forma de acordeón. A pesar de esto, siguen sin ocupar nada de espacio y, eso sí, aportan un toque distinguido y diferente a tu casa. Suelen utilizarse como puertas que dan a la terraza por su comodidad y belleza.

Puertas correderas, una excelente elección

Para finalizar, ahora que ya conoces los diferentes tipos de puertas correderas queremos que prestes atención a algunos puntos ya mencionados, pero que consideramos que son muy importantes. Por ejemplo, recuerda que para espacios amplios las puertas dobles son una excelente opción. Asimismo, si quieres ganar más espacio y amplitud, puedes siempre apostar por las puertas casoneto.

Con todo, no te olvides de que estos tipos de puertas correderas sirven para cualquier estancia, desde los baños, hasta el dormitorio y el salón, por lo que puedes hacer un cambio total de puertas en tu vivienda. Ganarás espacio, luminosidad, elegancia y tu hogar tendrá ahora un toque más personal. Además, recuerda la madera como el material predilecto para darle ese confort que todo hogar necesita.

 

Comments are closed.

Llamar
Email