¿Cuál es la diferencia entre puertas blindadas y puertas acorazadas?

El origen del parquet que quizás desconocías
23 febrero, 2018
Tendencias 2018 en parquets de madera
24 marzo, 2018

Siempre estamos buscando la mayor seguridad para nuestro hogar y para los nuestros. Por eso, cuando queremos instalar una puerta para nuestra casa queremos la mejor opción. Palabras como “blindada” o “acorazada” nos dan seguridad y nos hacen pensar en enormes cajas fuertes de bancos y en poderosos y pesadísimos acorazados de acero. Pero, ¿Cuál es la diferencia? ¿Cuál es mejor?

Conviene tener en cuenta que tanto las puertas blindadas como las puertas acorazadas son una mejor solución frente a una puerta de tipo normal, que sería mucho más fácil de echar abajo de forma física y que ofrecería menos protección en nuestro domicilio frente a las visitas de los amantes de lo ajeno. No obstante, no es lo mismo una puerta acorazada que una puerta blindada y cada una de ellas presenta una serie de diferencias respecto a la otra.

Las diferencias más destacables, se presentan como no podía ser de otra manera, en lo relativo a la seguridad. Así, conviene analizar que el bombillo, es decir, donde se introduce las llaves, es diferente en el caso de las puertas acorazadas que en el de las puertas blindadas. Así, el bombillo de una puerta blindada tiene menos elementos de seguridad que el de una puerta acorazada y es más fácilmente manipulable por un hipotético ladrón con conocimientos avanzados de cerrajería. El de la puerta blindada, por el contrario, no sería así.

Otra diferencia de las puertas acorazadas respecto a las puertas blindadas, es que las llaves de las puertas blindadas pueden ser copiadas en prácticamente cualquier establecimiento de copias de llaves. La parte positiva de ello es que es más barato y fácil copiarlas para darlas a amigos y a familiares, y la negativa es, precisamente, que es menos seguro que en el caso de las puertas acorazadas, que requieren de una tarjeta de banda magnética para ser copiadas.

Las puertas acorazadas son más seguras que las puertas blindadas

En lo relativo a la hoja y el cerco, de nuevo se ve que la más segura es la puerta acorazada. Así, las puertas acorazadas cuentan con un cerco de acero, una hoja de acero revestida con una plancha de madera. Mientras tanto, en las puertas blindadas la hoja es de madera reforzada con una lámina de acero al tiempo que cuenta con un cerco de madera que es más vulnerable que los de acero.

Por último, analizando las bisagras, podemos observar que las bisagras de las puertas acorazadas están atornilladas directamente al acero mientras que las de las puertas blindadas lo están a la madera, haciendo que estas últimas, sean más endebles y menos resistentes.

En conclusión, las puertas acorazadas son la solución más segura ya que sus elementos cuentan con mayor presencia de acero y, por lo tanto, mayor fortaleza; además de contar con sistemas de apertura y de copiado de llaves mucho más complejos y sofisticados que los de las puertas blindadas, que constituirían, en cambio, la opción más económica de las dos aunque, claramente, no la opción más segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *