Cuidados de la tarima exterior en invierno

¿Por qué se levanta el parquet de madera? Trucos y consejos para evitarlo
22 octubre, 2019
Diferencias entre parquet de madera y parquet laminado
8 noviembre, 2019

Si tienes una tarima exterior esta le aporta un toque de elegancia y sofisticación muy interesante para tu hogar. Además, durante el verano, puede permitirte disfrutar de un espacio abierto en el que puedes relajarte. Sin embargo, la tarima exterior en invierno puede sufrir una serie de inclemencias para las que debes estar preparado. Solamente así, evitarás que se dañe o sufra algún desperfecto.

Consejos para cuidar de la tarima exterior en invierno

Aunque tu tarima pueda estar hecha de madera o de lamas sintéticas, los consejos que vamos a presentar para cuidarla están destinados a proteger aquellas que han sido realizadas con este primer material. La razón está en que la madera es mucho más sensible a los cambios de estación y a las inclemencias del tiempo (lluvia, nieve, etc.). Por este motivo, vamos a ver cómo cuidar la tarima exterior en invierno.

Utilizar cerramientos o pérgolas

Una de las mejores formas de proteger la tarima exterior en invierno es optar por los cerramientos o pérgolas. Los primeros son mucho más completos, ya que ayudan a proteger toda la superficie de la tarima. Así, evitarás que sobre ella caiga la lluvia o nieve. No obstante, esto no puede prevenir otros problemas como la humedad a la que la tarima está expuesta al estar en el exterior.

Aplicar aceite

Existen aceites adecuados para cuidar la tarima exterior en invierno que se recomiendan aplicar, como mínimo, dos veces al año. Estos aceites están debidamente preparados para poder proteger la madera de la humedad y los hongos. Para que sean efectivos, debes impregnar toda la madera para que no pueda quedar ningún resquicio expuesto a estos problemas.

Además, hay aceites para cuidar la tarima exterior en invierno que pueden proporcionarle esa impermeabilidad tan imprescindible en el caso de que no tengas una pérgola o cerramientos para resguardarla de la lluvia o la nieve.

Incorporar filtros solares

A pesar de que algunos aceites ya lo traen incorporado, puede ser interesante para cuidar la tarima exterior en invierno incorporar filtros solares a los aceites mencionados. Estos protegerán la madera, también, en esta estación, ya que no debes olvidar que el sol (aunque no lo veas) incide sobre la tarima.

Los filtros solares para proteger la tarima exterior en invierno te ayudarán a evitar que pierda su color y que, con el tiempo, empiecen a aparecer algunos desperfectos. Por eso, no pierdes nada si incorporas este otro ingrediente en los aceites que vas a utilizar.

Nutrir la madera

Nutrir la madera es algo que puedes conseguir con los aceites y que te permitirá seguir cuidado de la tarima exterior en invierno. Recuerda que este material es muy delicado, por lo que elige productos específicos que puedan satisfacer todas las necesidades que pueda tener tu tarima exterior. En caso contrario, puedes elegirlos por separado teniendo en cuenta todo lo mencionado.

En invierno la limpieza sigue siendo importante

A pesar de todos los consejos anteriores para que puedas cuidar de tu tarima exterior en invierno, es muy importante que no te olvides de este último punto clave. Independientemente de la lluvia y las inclemencias del tiempo, es necesario que continúes realizando la limpieza periódica de tu tarima exterior.

Recuerda eliminar las hojas, la nieve o secar la acumulación de agua que la lluvia ha podido dejar sobre su superficie. Asimismo, en el caso de que haya cualquier tipo de mancha no esperes para limpiarla, ya que si tardas demasiado en hacer esto es posible que luego sea ya una tarea imposible. De esta manera, estarás cuidado de tu tarima exterior en invierno de la mejor de las maneras.

Comments are closed.

Llamar
Email