Tipos de madera para tus puertas de interior

Qué madera elegir para tu puerta de madera
28 julio, 2019
¿Cómo lograr espacios seguros y de buen gusto con puertas acorazadas?
14 septiembre, 2019

Las puertas de madera de interior son uno de los productos más elegantes y útiles que podemos encontrar para la casa, pero más allá de la apariencia estética los tipos de material escogidos pueden determinar muchas cosas: la calidad, la duración, los colores… ¿conoces los diferentes tipos de madera de existen?

La madera de roble

La madera de roble es una de las más populares en la carpintería en general y también en la fabricación de puertas de madera de interior ya que aporta una gran calidad, resistencia, sencillez a la hora de trabajarla y un excelente resultado a nivel estético. En roble se pueden encontrar diversos modelos según el gusto personal: oscuros, claros, naturales, envejecidos…

Gracias a la flexibilidad del material se pueden encontrar maderas de roble de diferentes precios, y no tiene porqué ser excesivamente cara. Es un material bastante denso, fácil de trabajar, con una buena resistencia a la humedad y que aporta un perfecto acabado cuando se trata con barnices o pinturas. Esto la convierte en una buena candidata para hacer las puertas de madera de interior.

La madera de nogal

Las puertas de madera de nogal suelen estar muy bien consideradas, su precio es algo elevado pero su calidad es una de las más altas que se pueden encontrar. Es una madera muy polifacética puesto que se pueden encontrar como mínimo 30 tipos con características diferentes según la zona en la que los árboles hayan crecido.

Para comprender las particularidades que tiene el nogal y las propiedades que puede ofrecer para la fabricación de puertas de madera es importante saber que se trata de un árbol de crecimiento lento (lo que encarece los costes), que esto lo hace muy estable a los cambios de temperatura y que se suele presentar en tonos que van del marrón claro al chocolate oscuro.

La madera de castaño

El castaño es un árbol muy explotado en diferentes vertientes, ya que se puede aprovechar para recoger sus frutos, para crear leña y también para fabricar maderas con las que poder obtener diferentes productos de carpintería como las puertas de madera de interior.

Esta es una madera semiligera y presenta una dureza muy parecida a la que ofrece el roble. También es bastante estable por lo que no creará problemas con los cambios bruscos de temperatura o la llegada de la humedad. Aporta buena durabilidad, así que se podrán obtener puertas de madera resistentes al tiempo y al uso constante.

La madera de haya

La madera de haya es bastante densa y pesada, conocida por su variedad de tonalidades claras que pueden ofrecer un interesante resultado estético a las puertas de madera. El árbol que proporciona este material tiene una gran altura, llegando a alcanzar los 40 metros y una vida bastante longeva.

Aunque la madera de haya aporta cosas positivas como una gran dureza y un interesante resultado estético también tiene un pequeño defecto puesto que no aguanta tan bien la humedad y se pudre fácilmente. Esto tiene una sencilla solución hoy en día, ya que tratando el material con protectores y barnices puede solventarse el problema.

Comments are closed.

Llamar
Email